Evita consumir en exceso las latas de atún.

Últimamente ha estado muy de moda consumir el atún , ya que es un alimento que contiene altos indices de proteína , y ayuda a que los cuerpos ganen mayor masa muscular, y es que me ha tocado ver a mucha gente que consume muy seguido las latas de atún como un amigo de la mesa de ayuda, sin embargo no creo que sea muy sano seguir consumiendo este tipo de comida. ya que, no hay dudas de que es uno de los alimentos más consumidos porque no requiere cocción y se puede añadir a cualquier preparación. Los beneficios del pescado (por contener ácidos grasos Omega 3 y fósforo) pueden quedar en el pasado por causa del mercurio que tiene las latas donde están contenido el atún.

El mercurio es un metal con efectos tóxicos en el sistema nervioso.Además de estar presente en las latas, se sabe que en algunas áreas donde se pescan ciertas especies el agua también lo contiene. Puede aumentar el riesgo de padecer infartos de miocardio, alteraciones neurosensoriales, interferencia en el desarrollo neurológico (en el caso del feto), etc.

La gran mayoría de las latas de atún herdez que se utilizan para almacenar alimentos y se venden en el mercado tienen un revestimiento plástico, también conocido como resina epóxica, que se aplica en la superficie. Este procedimiento se realiza para evitar que los alimentos reaccionen y sus ácidos puedan erosionar el material. Ya que la idea de usar latas es que duren mucho tiempo, por ello es que tienen una forma circular y se les coloca ese revestimiento.

Si piensas que el problema de los alimentos enlatados es nuevo no es así , hace unos dias le comentaba al chico que esta en kenos y se la pasa comiendo atún, debes conocer la historia de la fatídica expedición de John Franklin por el Ártico, donde muchos de los tripulantes del barco murieron por comer comida en latas. Esto se pudo saber años después con diferentes estudios. La causa fue envenenamiento por plomo, que se usaba para soldar las latas de conserva. Si bien hay mucho de mito en este relato y que los procedimientos para almacenar alimentos han cambiado, es bueno saber que el problema de las latas no es algo nuevo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *