Se me hizo fácil

Tal vez este no sea el blog indicado para lo que voy a hablar a continuación pero confío que por lo menos van a entender el mensaje que quiero comunicarles, que es la seguridad de los hijos.

Cuando digo hijos, no me refiero a niños pequeños, me refiero a un adolescente que están sentado en su casa en un día de escuela, y mientras sus papás trabajan el está buscando en internet refacciones para bmw en su tableta.

Creo que un gran problema de esta generación de chavos, tienen demasiados complejos que no dejan que a medida que van creciendo, se van interesando por metas cada vez más grandes. Porque los padres en casa desde que sus hijos son pequeños, les repiten cientos de veces -tu eres especial, tu eres muy especial- y que pueden lograr cualquier cosa solo con quererlo. Y esta idea de que las cosas son fáciles de conseguir hace que los logros pierdan valor y nunca se esté conforme, así que nunca llegan a sentirse felices ni satisfechos. Damian, el hijo de mi vecino tiene 17 años está terminando highschool, tiene excelentes calificaciones, juega tenis y es muy bien portado. A su hermano mayor le regalaron un BMW por haber terminado la carrera. Y Damian tomó el coche sin permiso y a mitad de la noche acompañó a un amigo a llevarle serenata a su ex novia. Su amigo le había estado poniendo el cuerno a su novia, con su mejor amiga. La ex novia no quiso ni asomarse a la ventana, salió la muchacha a decirles que por favor se fueran o tendrían que llamar a la policía. Así que se fueron y Damian comenzó a manejar muy rápido porque no quería que se dieran cuenta sus padre y unas cuadras antes, un adulto con varias cervezas encima, casi los choca y Damian soltó un volantazo hacia la derecha haciendo que se suban a la banqueta y tiren dos fuentes chicas.

Ahora, le acabo de recomendar a Doctor Auto para que le consigan las refacciones y bueno, al fin y al cabo, “se le hizo fácil”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *