Médico Familiar

No todas las familias tienen un médico de cabecera. ¿Por qué?

De esto quieres hablarles en esta ocasión.

Yo se que muchas familias sueles tener su médico familiar y a él asisten las generaciones y generaciones de las familias. Y es increíble como pasan y pasan los años y los doctores como que llegan a una edad y ahí se estancan y ya no envejecen más pero ese es otro tema del que hablaré en otro artículo sobre el cuidado de la edad. Retomando el tema, yo en lo personal tuve un médico de cabecera como hasta los ocho años, después nos fuimos a vivir a otro lado fuera de la ciudad y ya no volvimos a contactarlo, ahora que hemos regresado nunca más volvimos a comunicarnos con él y bueno, tampoco lo intentamos localizar. Todo esto hasta que un día cambió todo.

Me encontraba con unos amigos tomando un café en Cielito Querido y cuando me dieron el ticket para firmar mi café y las otras cosas que pedí, cuando me dieron la pluma para firmar, vi que era una de esas plumas promocionales y bueno, como cualquier persona que tiene una de esas en la mano, de reojo leí de donde era, además que tenía un diseño muy padre, cabe mencionar eso. Cuando leí lo que decía, me sorprendí y me trajo muchos recuerdo, en la pluma tenía impreso Dr. Arturo Aranza. Curiosamente así se llama el que era nuestro médico familiar. Le pedí muy apenado si me podía prestar su pluma para tomar los datos y cuando la llevé a la mesa, me comentó un amigo que su papá tiene una empresa que se llama Losfer y esa pluma es de las que venden. Así que no había pierde, tenía algunos datos del doctor y además el contacto por mi amigo.

Guardé el contacto y afortunadamente no he tenido que ir al doctor pero como buen “milenian” lo busqué en Facebook y resulta que no es el que era nuestro médico familiar pero si su hijo. No se que tan bueno sea, o si sea tan bueno como su padre pero espero pronto tener un doctor de confianza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *